Visor de contenido web Visor de contenido web

Conductas saludables Contenido en Lengua de Signos Española El agua

El agua es el componente principal de los seres vivos y por tanto un elemento indispensable para la vida. De hecho, sin agua solo es posible sobrevivir unos pocos días y el ser humano necesita hidratarse continuamente independientemente de su edad. El agua debe ser potable, lo que significa libre de sustancias perjudiciales para la salud.

El cuerpo humano, como el del resto de los seres vivos, está compuesto básicamente de agua, que supone el 75% del volumen total de un recién nacido, aunque ese porcentaje se va reduciendo progresivamente durante el crecimiento y en un adulto sano representa un 60%.

El agua es un alimento que no aporta calorías, por lo que no hace ganar peso ya se consuma antes, durante o después de las comidas.

Y es preciso compensar adecuadamente la pérdida de agua que se produce diariamente durante las funciones reguladoras del organismo, fundamentalmente la eliminación de líquidos a través de la orina, la materia fecal, el sudor, las lágrimas etc.

Visor de contenido web Visor de contenido web

 Despliega para acceder al contenido en LSE

Visor de contenido web Visor de contenido web

  • ¿Por qué necesitamos beber agua?

     ¿Por qué necesitamos beber agua?

    El agua es el medio por el que se comunican las células y un eficaz vehículo para transportar el oxígeno, las vitaminas y las sales minerales necesarios para nutrir los tejidos. Además, regula la temperatura corporal, ayuda a limpiar el organismo de toxinas, residuos y sustancias de deshecho y favorece la digestión de los alimentos, previene el estreñimiento y mantiene el buen funcionamiento de los riñones.

    La hidratación diaria es fundamental para que el organismo realice sus funciones correctamente. El hígado, los riñones, el sistema digestivo y el inmunológico necesitan cantidades adecuadas de agua cada día para cumplir con su cometidos específicos. Igualmente, el agua permite mantener lubricadas las articulaciones y mejora la resistencia de los ligamentos. Una buena hidratación es también fundamental para disminuir el riesgo de cálculos o piedras en el riñón y la incidencia de las infecciones urinarias, y ayuda a eliminar y diluir las sustancias presentes en la orina.

    El agua tiene también una función estética y se puede decir que es un elemento de belleza externa: gracias a la ingesta de agua las células de todo el organismo se oxigenan, lo que ayuda a mantener el cabello, las uñas y la piel sanos y brillantes.

  • Algunos signos de deshidratación

     Algunos signos de deshidratación

    • Sensación de sed.
    • Orina oscura y escasa.
    • Dolores de cabeza.
    • Disminución de la concentración y la memoria a corto plazo.
    • Reducción del tiempo de respuesta y el rendimiento físico.
    • Aumento de la sensación de cansancio y del esfuerzo cardiovascular.
  • ¿Cuánta cantidad de agua beber y cuándo?

     ¿Cuánta cantidad de agua beber y cuando?

    La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria recomienda que las mujeres deben beber aproximadamente 1,6 litros de líquido (alrededor de ocho vasos de 200 ml) y los hombres, unos 2 litros de líquido al día (10 vasos de 200 ml). En esta cantidad se incluye también las bebidas calientes como el té y el café, la leche y los zumos de frutas.

    Sin embargo, la cantidad que una persona necesita beber para evitar la deshidratación varía en función de diversos factores: tamaño, temperatura y nivel de actividad, entre otros. Por eso, es fundamental incrementar el consumo de agua:

    • Durante el crecimiento, ya que las necesidades nutricionales en general están aumentadas y sobre todo en los más pequeños, en los que los procesos de deshidratación pueden ser más frecuentes.
    • Durante la realización de actividad física y deportiva. Una buena hidratación es básica para mejorar el rendimiento y recuperarse después del esfuerzo.
    • En personas ancianas, también más propensas a sufrir deshidrataciones y, a menudo, con menor percepción de la sensación de sed.
    • Cuando hace calor, en caso de fiebre y diarrea.
    • En la mujer durante el periodo de lactancia. La glándula mamaria requiere bastante cantidad de agua en el proceso de fabricación de la leche por lo que hay que hacer una buena reposición.
  • ¿Te resulta difícil beber agua?

     ¿Te resulta difícil beber agua?

    Hay personas a las que les resulta difícil beber porque no están acostumbradas a tomar tanto líquido. Sin embargo, cambiar este hábito es posible y muy recomendable.

    Algunos trucos que pueden ayudar:

    • Llevar una botella de medio litro, muy fácil de transportar, a todos los sitios. Tener la botella a la vista ayuda a recordar el propósito.
    • Si no le gusta el agua "porque no sabe a nada", puede añadir a la botella unas gotas de cítricos, unas hojas de menta o una infusión fría.
       

Visor de contenido web Visor de contenido web

Algunas personas también tienen necesidades especiales de hidratación debido a situaciones específicas. Es el caso de los niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y algunas enfermedades.

¡Recuerde!

Es recomendable adelantarse a la sed en todo momento
y proporcionar agua al organismo antes de que la pida.
El agua es necesaria, muy necesaria.
El elemento esencial que da lugar a la vida.

 

 

Enlace de interés

Consulte las recomendaciones de la European Food Safety Authority acerca de la ingesta total de agua en función de su edad y sexo.

Visor de contenido web Visor de contenido web

Editor: Gobierno de Cantabria. Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.
Última modificación: 20/11/2013
Comentarios sobre el contenido tú decides.