Visor de contenido web Visor de contenido web

Niños y adolescentes Técnicas de extracción de leche materna

La extracción de la leche materna es necesaria cuando la madre y el niño no pueden estar juntos por enfermedad de uno de los dos y cuando se desea establecer, aumentar o mantener la producción. En caso de grietas dolorosas o de pezones planos puede ser útil usar el sacaleches unos minutos antes de cada toma para estimular la subida de la leche.

Cuando existen dificultades con la lactancia materna, la extracción de leche después de la toma mejora el vaciado de la mama y en consecuencia aumenta la producción de leche, evitando el destete precoz.

Frecuencia de la extracción

La mayoría de los recién nacidos necesitan mamar cada 2 o 3 horas. Por tanto, esta sería la frecuencia recomendable si hay una separación madre-hijo. En otras situaciones la frecuencia se ajustará al motivo de extracción. Es conveniente iniciar la extracción de la leche tan pronto como se haya interrumpido el horario habitual de amamantamiento.

Preparación

  • Lavado de manos.
  • No es necesario lavar las areolas y pezones en cada extracción; la ducha diaria es suficiente para mantenerlos limpios.
  • Elegir un lugar tranquilo, privado y cómodo con el equipo limpio y listo para usar.
  • Prever la posibilidad de tomar una infusión o alguna otra bebida mientras se usa el extractor.
  • Realizar ejercicios de relajación y respiraciones profundas y tranquilas. Puede ser útil disponer de una foto del bebé (si no está presente), escuchar música suave o ver la televisión.
  • El calor sobre el pecho favorece el flujo de leche.
  • Descansar entre tomas o extracciones.

Estimulación de la bajada de la leche

Sea manual o con bomba para facilitar la extracción ha de estimularse el reflejo de eyección láctea, mediante 3 pasos:

1. Masajear firmemente el pecho oprimiéndolo hacia las costillas, usando un movimiento circular con los dedos en un mismo punto sin deslizarlos sobre la piel. Después de unos segundos ir cambiando hacia otra zona del pecho.

2. Frotar el pecho cuidadosamente desde la parte superior hacia el pezón. Continuar este movimiento desde la periferia hacía el pezón alrededor de todo el pecho.

3. Sacudir suavemente ambos pechos inclinándose hacia delante.

Técnicas de extracción

La leche puede extraerse de forma manual o con sacaleches. Los resultados van mejorando a medida que la madre coge práctica y confianza. En las primeras extracciones puede que sólo se obtengan unas cuantas gotas.

Cuando se complementa la extracción con sacaleches con la extracción manual, mejora el vaciamiento de la mama y en consecuencia aumenta significativamente la producción de leche.

Extracción manual

La extracción manual es más laboriosa pero muchas madres la prefieren. Suele estar más indicada para extracciones ocasionales y que se hagan en casa.

Técnica Marmet

  • Lavarse las manos.
  • Colocar el pulgar y los dedos índice y medio formando una "C" a unos 3 ó 4 cms por detrás del pezón.
  • Evitar que el pecho descanse sobre la mano.
  • Empujar los dedos hacia atrás (hacia las costillas), sin separarlos. Para pechos grandes o caídos primero levantarlos y después empujar los dedos hacia atrás.

  • Rodar los dedos y el pulgar hacia el pezón, con movimientos de rodillo (rodar, no deslizar).

  • Repetir rítmicamente (colocar los dedos, empujar hacia dentro, rodar).
  • Rotar la posición de los dedos para vaciar otras partes del pecho. Se pueden usar una o ambas manos.
  • Extraer la leche de cada pecho hasta que el flujo se haga más lento.
  • Provocar el reflejo de bajada en ambos pechos (masajear, frotar, sacudir): puede hacerse simultáneamente.
  • Repetir todo el proceso (bajada -> extracción) una o dos veces más. El flujo generalmente se enlentece antes la segunda y la tercera vez, a medida el pecho se va vaciando.
  • Delicadeza. Evitar estiramientos y maniobras de presión en el pecho o pezón.

El proceso completo suele durar entre 20 y 30 minutos.

Extracción con sacaleches

¿Qué tipo de sacaleches utilizar?

Si sólo se necesita de vez en cuando puede ser útil uno manual.

Si se va a usar durante tiempo es preferible el eléctrico. Es más cómodo y eficaz, aunque también más caro. Pueden alquilarse en algunas farmacias, hospitales o a través de grupos de madres lactantes.

Los de pera o bocina no son recomendables.

Uso del sacaleches manual

  • Lavarse las manos.
  • Preparar los pechos igual que para la extracción manual (masajear, frotar, sacudir).
  • Colocar la copa de tamaño adecuado sobre el pecho.
  • Comenzar usando tracciones cortas y rápidas, imitando la "llamada a la leche"del bebé.
  • Cuando se vea algo de leche realizar aspiraciones largas y uniformes evitando la tentación de usar demasiada aspiración y producir dolor.
  • Si el sacaleches tiene regulador empezar por el nivel más bajo e incrementarlo hasta que la leche fluya libremente y la madre se sienta cómoda.
  • Usar 5 -7 minutos en cada lado (previo masaje) o hasta que el chorro o las gotas sean más lentas. Cambiar de pecho y repetir 2-3 veces.
  • Igual que con la extracción manual puede que en las primeras extracciones sólo se obtengan unas cuantas gotas. Es normal, en sucesivas extracciones la cantidad irá aumentando.

Uso del sacaleches eléctrico       

  • Lavarse las manos.               
  • Preparar los pechos igual que para la extracción manual (masajear, frotar, sacudir).
  • Poner el control en el nivel de presión más bajo.
  • Conectar según las instrucciones del fabricante.
  • Colocar la copa de tamaño adecuado sobre el pecho. Asegurarse de que está bien adaptado (sellado).
  • Encender el extractor. El pezón se moverá hacia adelante y hacia atrás dentro del embudo.
  • Empezar por el nivel más bajo e incrementarlo hasta que la leche fluya libremente y la madre se sienta cómoda.
  • Cuando aparezca algo de leche, aumentar poco a poco el nivel de aspiración, hasta alcanzar el máximo vacío que no produzca dolor. El bombeo forzoso y doloroso bloquea el mecanismo de liberación de la leche y puede dejar el pecho dolorido.
  • Realizar la extracción alternando ambos pechos. Extraer durante 5 a 7 minutos o hasta que empiece a gotear mas lentamente, cambiar de pecho, masajear, sacudir y volver a extraer. En total unas 2 o 3 veces en cada pecho.
  • El procedimiento completo dura unos 30 min.
  • Con los sacaleches bilaterales se realiza el mismo proceso pero en ambos pechos a la vez. Son más efectivos y requieren menos tiempo.
  • Para aumentar la eficacia es recomendable masajear el pecho mientras se realiza la extracción y complementar el vaciado con la extracción manual.

La extracción no debe ser dolorosa en ningún caso.
 

Visor de contenido web Visor de contenido web

Autor:Grupo de trabajo (PSIAC).Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.Dirección General de Salud Pública y Servicio Cántabro de Salud.
Última modificación: 27/01/2015
Comentarios sobre el contenido tú decides.