Guía de los 6 años

ALIMENTACIÓN

La alimentación de la familia es el elemento fundamental en la adquisición de los hábitos alimentarios infantiles. Es la familia quien debe dar ejemplo a los niños y enseñarles a comer de una manera sana.

Procurad comer en familia, sin la televisión encendida y que el niño coma solo, utilizando cubiertos y sin ayuda en la medida de lo posible.

Es importante dedicarle un tiempo razonable a la comida, y sobre todo no forzar al niño a comer.

Una de las claves es realizar 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

En el desayuno, el niño debe tomar algún producto lácteo (leche o yogurt), cereales y fruta.

En la comida o en la cena, debe tomar una ración de carne, pescado o huevo.

En la merienda y almuerzo, lácteos, fruta o bocadillo (queso, jamón, lomo, pavo etc.), sin abusar de los embutidos. Tampoco hay que abusar del chocolate y de la bollería industrial.

Procurad que todos los días tome frutas, verduras y hortalizas (5 raciones al día) y medio litro de leche o derivados. No reemplazar las frutas por zumos industriales o bebidas azucaradas.

Para quitar la sed lo mejor es el agua.

Conviene no abusar de la sal y que ésta sea yodada. Dejad la sal en el salero.

No debéis utilizar alimentos y chucherías como premios. Evitad el picoteo y las golosinas entre horas.

Si el niño come en el comedor escolar, debéis conocer los menús para complementarlos y no repetirlos en la cena.

ACTIVIDAD FÍSICA Y OCIO 

La actividad física es esencial para el mantenimiento y mejora de la salud y para la prevención de enfermedades.  

Los niños de esta edad deben realizar al menos 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa. Esto incluye el juego (saltar a la comba, jugar al escondite, al pañuelo...), que es la actividad física más común de los niños, el ejercicio físico al aire libre (pasear, correr, patinar, montar en bicicleta...) y el deporte reglado (fútbol, baloncesto, atletismo, natación, baile, gimnasia...).

Los entretenimientos sedentarios no deben sobrepasar dos horas al día, por lo que no es conveniente abusar de la televisión, videojuegos, consolas, etc. El televisor nunca debe estar en la habitación del niño. Los padres tienen que controlar que los programas que ve son adecuados para su edad. La televisión y los videojuegos nunca deben quitarle horas de sueño.

Fomentad la lectura. Para ello, procurad leer todos los días un rato en su compañía y que os lea en voz alta.

Contribuid a desarrollar diferentes formas de expresión artística (pintura, música, teatro, baile), pero evitad la sobrecarga de actividades extraescolares.

 

DESARROLLO Y CONDUCTA

Mantened una relación cercana y cariñosa con vuestro hijo. 

Interesaos por las cosas del colegio y por sus preocupaciones.

Es importante que tome sus propias decisiones, aunque se equivoque. Esto contribuirá a desarrollar su personalidad. Mostradle vuestra satisfacción cuando intente hacer las cosas bien aunque no lo consiga. El mejor premio es mostrarle vuestro cariño y dedicarle tiempo, más que premiarle con cosas materiales. Y cuando se equivoque, debe aprender a asumir las consecuencias de sus actos.

Enseñadle a controlar sus sentimientos negativos de manera apropiada, a relacionarse con los niños de su edad y a que resuelva de forma autónoma los pequeños problemas que surjan.

Las normas fundamentales de disciplina deben ser claras y debéis exigir que se cumplan.

Enseñadle a decir no y a manejar situaciones incómodas, incluso con personas conocidas.

Sueño. Es importante que el niño duerma un número suficiente de horas (10-12 horas) y que tenga un horario fijo para acostarse.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES

En el automóvil es obligatorio que los niños de esta edad vayan en el asiento trasero, siempre con cinturón de seguridad y con asientos o cojines elevadores homologados. Grupo 2, de 15 hasta 25 Kg y grupo 3, de 22 hasta 36 Kg.

Además, hay que enseñarle a respetar los semáforos y pasos de cebra, a caminar por la parte interna de la acera y a no jugar en la calzada.

Acostumbradle a utilizar protecciones (casco, coderas, rodilleras) cuando monte en bicicleta o utilice patines, monopatín, etc.

Si aún no sabe nadar, debe aprender. Y aunque sepa, es necesario mantener la vigilancia en la piscina y en la playa.

No descuidéis la protección solar. A esta edad los niños deben seguir usando cremas solares de alto factor de protección resistentes al agua, gafas de sol, gorra y camiseta en la playa. Recordad que se debe limitar la exposición al sol durante las horas centrales del día.

Enseñadle a utilizar correctamente algunas herramientas peligrosas: tijeras, cuchillos, etc, pero evitad que juegue con cerillas, mecheros, petardos, productos inflamables.

HIGIENE

Debéis enseñar a vuestro hijo hábitos saludables a través del ejemplo y fomentar su autonomía.

La ducha o el baño diario sigue siendo aconsejable. Debe lavarse las manos antes de las comidas y después de ir al baño.

Aseguraos de que se cepilla los dientes correctamente después de cada comida, y especialmente después de la cena, este es el cepillado más importante del día. También es el momento de pedir cita con el dentista para iniciar las revisiones periódicas.

No debéis fumar en presencia del niño, para evitar conductas inadecuadas que puedan ser imitadas y para prevenir patologías respiratorias y otitis.

Si a esta edad el niño se orina en la cama, consultad al pediatra.

Autor:Grupo de trabajo (PSIAC).Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.Dirección General de Salud Pública y Servicio Cántabro de Salud.
Última modificación: 27/01/2015
Comentarios sobre el contenido tú decides.