Guía de los 9 años

ALIMENTACIÓN

La alimentación de la familia es el elemento fundamental en la adquisición de los hábitos alimentarios infantiles. Los padres y hermanos mayores deben dar ejemplo y enseñarle a comer de una manera sana.

A esta edad el niño crece muy rápido y debe comer los alimentos necesarios para que su desarrollo sea el adecuado: leche, fruta, verdura, pasta, arroz, legumbres, carne, pescado, huevos.

Es importante que realice 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Debe tomar un buen desayuno -la mañana es larga y tiene muchas actividades-, que debe incluir:

  • Lácteos: leche, queso, yogur o cuajada
  • Cereales: pan, cereales, galletas
  • Frutas: entera o en zumo
  • Aceite o mantequilla

En el almuerzo y merienda puede tomar algún producto lácteo, fruta o bocadillo (pan normal con queso, jamón o lomo, sin abusar de los embutidos).

En la comida o en la cena debe tomar una ración de carne, pescado o huevo.

No debe picotear entre horas y menos después de la merienda, puesto que el día se está acabando y a esas horas ya no necesita tanta energía.

No es bueno abusar de la bollería industrial, la comida basura, la comida rápida, los chocolates y las golosinas, etc., ya que producen caries y favorecen la obesidad.

La mejor bebida es el agua, que es lo más indicado para calmar la sed y no se debe remplazar por bebidas azucaradas o zumos industriales.

ACTIVIDAD FÍSICA Y OCIO

La actividad física mejora el rendimiento escolar, la salud y la relación con la familia y los amigos.

Se recomienda actividad física moderada al menos una hora al día (parque, bici, pasear a la mascota, etc.) y actividades deportivas regladas (natación, judo, fútbol, baloncesto, atletismo, ciclismo, baile, patinaje, etc.) 2-3 veces a la semana.

Es recomendable realizar ejercicio en familia.

Los entretenimientos sedentarios no deben sobrepasar las dos horas diarias. No permitáis que el niño abuse de la televisión, videojuegos, consolas, etc. El televisor nunca debe estar en su habitación. Tenéis que controlar que los programas que ve sean adecuados para su edad y que la televisión y los videojuegos no le quiten horas de sueño.

DESARROLLO Y CONDUCTA

Debéis mantener una adecuada comunicación y relación con vuestro hijo (escuchar y respetar sus ideas, conocer a sus amigos, acompañarlos en el aprendizaje escolar etc.).

Las normas de disciplina deben ser claras y debéis exigir que se cumplan.

Promoved la autonomía y la responsabilidad y fomentad la autoestima y la participación social.

A esta edad es el momento de empezar a explicarle de los cambios que se van a producir en su cuerpo debido a la aparición de los caracteres sexuales secundarios y de la futura aparición de la regla en las niñas.

Responded de manera sencilla y sincera a las preguntas sobre sexualidad.

Habladle de los peligros del consumo de tabaco, alcohol y drogas.

Enseñadle a decir "no" y a manejar situaciones incómodas, incluso con personas conocidas.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES

En el automóvil es obligatorio que el niño vaya en el asiento trasero, siempre con cinturón de seguridad y con alza o cojín elevador homologados (grupo 3) hasta que cumpla los 12 años o mida más de 135 cm; aunque es recomendable que utilicen los dispositivos de seguridad homologados hasta que midan 150 cm.

Debe aprender a respetar las normas viales (semáforos, pasos de peatones).

Enseñadle a practicar juegos y deportes con seguridad (usando casco en bicicleta, monopatín, patines, etc.)

No le dejéis jugar con productos tóxicos, líquidos inflamables, petardos, mecheros, etc. y estad alerta cuando maneje objetos cortantes y herramientas que puedan resultar peligrosas.

Mantened la vigilancia en playas y piscinas aunque sepa nadar y no dejéis que se zambulla de cabeza en el agua sin haber comprobado antes la profundidad, para evitar el riesgo de una lesión medular.

Continuad con la protección solar, utilizando cremas de alto factor de protección resistentes al agua, gafas, gorras y evitad el sol durante las horas centrales del día.

HIGIENE

La ducha o baño diario sigue siendo aconsejable. Debe lavarse las manos antes de las comidas y después de ir al baño.

Debéis continuar con las revisiones en el dentista.

Aseguraos de que el niño se cepilla correctamente los dientes después de cada comida con pasta fluorada.

Los niños de esta edad deben dormir entre 9 y 12 horas al día.

Si fumáis, os recomendamos que dejéis de fumar. Si no es posible, evitad la exposición de vuestro hijo al humo del tabaco. Evitad los malos ejemplos.
 

Autor:Grupo de trabajo (PSIAC).Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.Dirección General de Salud Pública y Servicio Cántabro de Salud.
Última modificación: 27/01/2015
Comentarios sobre el contenido tú decides.