Niños y adolescentes Contenido adaptado en Lengua de Signos Alimentación complementaria

La leche materna y/o la leche de fórmula satisfacen las necesidades nutricionales infantiles durante los primeros seis meses de vida.

Pero a esta edad los niños son capaces de mantenerse sentados, muestran interés por otras comidas y pierden el reflejo de extrusión (rechazar con la lengua alimentos no líquidos).

Así pues, se aconseja iniciar la alimentación complementaria alrededor de los 6 meses.

La introducción de nuevos alimentos debe complementar la lactancia, no sustituirla. De los 6 a los 12 meses la leche materna o de fórmula debe aportar el 50% de las calorías, para lo que son necesarias 4-5 tomas al día de lactancia materna o 500 ml de leche de fórmula.

El orden en la introducción de los alimentos no es importante. Sobran las recomendaciones estrictas y hay que adaptarse a las necesidades de cada niño, teniendo en cuenta que a esta edad la leche y pequeñas porciones de alimentos variados cubren todas sus necesidades nutricionales.

Se aconseja empezar con raciones pequeñas e ir aumentando lentamente tanto la variedad como la cantidad, adaptando la alimentación a las habilidades del niño y a los hábitos de la familia.

Para asegurar un adecuado aporte de hierro se puede empezar introduciendo puré de carne o cereales enriquecidos con hierro.

Para favorecer el desarrollo del niño y la autorregulación del apetito se recomienda que los alimentos complementarios sean ofrecidos con cuchara o con la mano.

Para el bebé será un cúmulo de experiencias nuevas (cuchara, consistencia, sabores...). Hacédselas agradables y respetad siempre su apetito.

Ante la aparición de algún cambio en el niño coincidiendo con la introducción de un nuevo alimento, consultad.

Se recomienda no añadir sal ni azúcar a las comidas y evitar la miel hasta el año de edad (puede causar botulismo en el lactante).

CEREALES a los* ..... meses. Se pueden añadir progresivamente a la leche, la fruta o hacer una papilla con agua, zumo o caldo. Los cereales con gluten deben introducirse antes de los 7 meses. No deben usarse cereales con miel o chocolate.

PURÉ DE VERDURAS a los* ..... meses. Podéis hacer un puré utilizando las siguientes verduras: patata, puerro, zanahoria, guisante, judía, calabacín o tomate. Empezad haciendo un puré sencillo con dos o tres verduras e id añadiendo otras nuevas para hacerlo más variado. Conviene cocerlas al vapor o con poca agua y durante poco tiempo. Después de batirlas, añadir una cucharadita de aceite de oliva crudo. No añadir sal.

Si al principio el niño toma poca cantidad de puré se puede completar la comida con leche.

Introducir las verduras de hoja verde a partir del año de vida. Estos purés deben tomarse en el día y si esto no es posible, congelarlos.

CARNE. Añadir unos 20 gramos (equivalente a una medalla del tamaño de la palma del niño) por cada ración de puré.

Empezar por carne de pollo y luego ternera.

A partir de los* ..... meses se pueden añadir otras carnes como el conejo, pavo, vaca, cordero...

FRUTAS a los* ..... meses. Se preparan batiendo fruta madura, pelada y del tiempo, excepto la fresa, el kiwi y el melocotón que se introducirán más tarde. También pueden ofrecerse aplastadas, en puré. No se les debe añadir miel, galletas, leche condensada, azúcar, etc.

Ante un cuadro de diarrea utilizad frutas astringentes: manzana, plátano y limón.

Ante un cuadro de estreñimiento utilizad frutas laxantes: naranja, pera, uva y mandarina.

Al principio es normal que el niño coma poca cantidad de frutas, por lo que se peude completar la toma con leche.

YOGUR a los* ..... meses. No debe sustituir a ningún otro alimento fundamental (leche, verdura o fruta). Ofrecedle inicialmente medio yogur natural y sin azúcar después del puré o de las frutas.

PESCADO a los* ..... meses. Añadir al puré de verduras unos 25 gramos de pescado blanco cocido, alternándolo con la carne. El pescado congelado tiene el mismo valor nutritivo que el fresco.

El pescado azul a los* ..... meses, procurando utilizar pescados de pequeño tamaño (bocarte, sardina...) extremando las precauciones en la eliminación de las espinas.

YEMA DE HUEVO a los* ..... meses. Añadir media yema de huevo cocido al puré (nunca cruda).

ARROZ a los* ..... meses. Podéis incorporar un poco de arroz cocido al puré, salvo que el niño sea muy estreñido.

LEGUMBRES a los* ..... meses.

CLARA DE HUEVO a los* ..... meses. Huevo cocido entero o bien en tortilla francesa.

OTROS ALIMENTOS. Los niños mayores de 1 año pueden tomar leche de vaca entera sin diluir.

Y RECORDAD: A partir del año el niño puede comer lo que coma el resto de la familia, siempre que la dieta familiar sea sana y equilibrada.

Un ambiente cómodo y relajado facilita la alimentación y proporciona oportunidades para el aprendizaje y el placer.

En los meses sucesivos, debido al crecimiento infantil más lento, habrá una disminución progresiva del apetito más marcada a partir de los 12-15 meses.

Nunca se debe forzar la alimentación

*El criterio de introducción de los nuevos alimentos es una aproximación, el pediatra y tú conoceis bien al niñ@ y la decisión del momento apropiado para realizarla puede variar.


 

Autor:Grupo de trabajo (PSIAC).Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.Dirección General de Salud Pública y Servicio Cántabro de Salud.
Última modificación: 27/01/2015
Comentarios sobre el contenido tú decides.