Salud A-Z Botiquín doméstico

¿Que es el botiquín doméstico?

Es el lugar de la casa donde guardaremos los elementos necesarios para tratar pequeñas heridas, o dolencias leves.

  • Debemos dedicar un tiempo para prepararlo antes de que lo tengamos que necesitar: sólo será útil si sabemos lo que buscamos y lo encontramos fácilmente.
  • Contendrá algunos medicamentos para tratar procesos menores (fiebre, dolor), y lo necesario para hacer una primera cura de heridas o accidentes domésticos, pero en ningún caso debe concebirse como un almacén de medicamentos.

¿Qué debe contener?

1. Medicamentos

Es conveniente que sólo haya medicamentos para afecciones leves: analgésicos, antitérmicos, antiinflamatorios, pomadas para quemaduras, productos para picaduras de insectos.

Cada familia puede adaptarlo según sus dolencias más frecuentes (dolores, procesos gripales, digestivos), pero siempre teniendo en cuenta que:

  • No es un almacén de restos de medicamentos. 
  • No debe ser el lugar en el cual se guardan las medicinas de uso diario de los miembros de la familia, como son los tratamientos de la tensión, el colesterol¿ Estas medicinas deben estar en otro sitio de la casa.
  • Los medicamentos deben estar claramente identificados. Para ello es importante que se guarden en su caja y con su prospecto.

2. Material de cura

Debe contener lo necesario para limpiar heridas y prevenir la infección: alcohol, agua oxigenada, povidona yodada, clorhexidina... 

También contendrá lo necesario para controlar pequeñas hemorragias, cubrir quemaduras, prevenir la infección de heridas: algodón, gasas estériles, tiritas de distintos tamaños, vendas, esparadrapo.

3. Accesorios

Entre los elementos imprescindibles están: un termómetro, sobre todo si hay niños en casa; así como pinzas y tijeras de punta redonda, que no utilizaremos para otras cosas.

¿Dónde debe estar?

Por comodidad la cocina y el baño suelen ser los lugares donde con más frecuencia se encuentra el botiquín. Sin embargo NO son los sitios recomendados porque son las habitaciones en las que se producen más cambios de temperatura y humedad.

  • El lugar donde se decida guardar el botiquín debe ser conocido por las personas que lo puedan necesitar o utilizar.
  • El espacio idóneo es un lugar seco, fresco y preservado de la luz: puede servirnos una caja o un armario.
  • Es importante situarlo fuera del alcance de los niños (es el modo más seguro de evitar la mayoría de accidentes o intoxicaciones en niños), pero no debe cerrarse con llave para facilitar su apertura cuando se necesite.
  • Debe ser distinto al lugar donde se guarde la medicación crónica de los miembros de la familia.

Recomendaciones finales

El botiquín no es un almacén con restos de medicamentos.

  • Todos sus componentes se deben guardar dentro de su caja original y deben mantener un orden para facilitar su búsqueda. 
  • No hay que guardar los medicamentos que sobran después de acabar un tratamiento prescrito por el médico, en especial no hay que guardar restos de antibióticos. 

Debe revisarse periódicamente (cada 6 o 12 meses) con el fin de reponer las existencias, así como sustituir aquellos que se encuentren dañados o caducado. Debemos llevarlos a la farmacia y depositarlos en los contenedores SIGRE para una eliminación correcta y respetuosa con el medio ambiente.

 

Editor: Unidad de Farmacología Clínica de Atención Primaria.
Última modificación: 04/03/2013
Comentarios sobre el contenido tú decides.