Y además... Contenido adaptado en Lengua de Signos Donación de cordón umbilical

Normalmente tras el nacimiento, el cordón umbilical y la sangre que contiene son desechados. Sin embargo, hace unos años se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene "células madre" que podrían ser beneficiosas si se trasplantan a otros pacientes cuya médula ósea esté enferma. A este proceso lo llamamos "Trasplante de sangre de cordón umbilical".

El trasplante de células de sangre de cordón umbilical está indicado en personas que padecen enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea, tales como las leucemias agudas o crónicas, etc. Para estos enfermos, lo ideal sería encontrar un donante compatible entre sus familiares más directos, pero esto sólo ocurre en alrededor del 30% de los casos y por eso hay que recurrir a otras fuentes de "células madre", entre las que se encuentra el cordón umbilical.

Desde que se abrió la posibilidad del empleo de la sangre de cordón umbilical para estos pacientes, fueron creándose bancos de sangre de cordón umbilical en el mundo. Estos cordones son donados de forma altruista y utilizados siempre que hay un enfermo compatible que lo necesite.

El proceso de la donación es muy sencillo y, en general, puede donar cualquier mujer embarazada que goce de "buena salud" y no haya presentado ninguna complicación durante el embarazo. Si estás interesado(a), en este apartado encontrarás toda la información necesaria para saber en qué consiste la donación de sangre de cordón, quién puede donar, dónde se conservará, etc.

 

Editor: Escuela Cántabra de Salud.
Última modificación: 28/05/2015
Comentarios sobre el contenido tú decides.