Salud A-Z Polimedicación

Hay personas que padecen una o más enfermedades crónicas para las que necesitan tomar varios medicamentos, a esta circunstancia se le conoce con el nombre de polimedicación.

La polimedicación está relacionada con una mayor probabilidad de interacciones entre unos medicamentos y otros, de efectos adversos o secundarios, de que nos equivoquemos o dejemos de tomar algún medicamento.

Estos riesgos los podemos disminuir siguiendo unos consejos básicos: 

  • Solicite a su medico una lista con todos los medicamentos que está tomando.
    Para confeccionar esta lista es importante que informe a su médico de todos los medicamentos que está tomando. No sólo de los prescritos por él, sino también de otros medicamentos que compre en su farmacia sin receta, vitaminas, preparados de herbolario o productos naturales porque pueden tener actividad farmacológica y por tanto afectar a su tratamiento.
    Es importante que en esta lista aparezca el nombre del medicamento identificado por su ingrediente o principio activo, la dosis, cuándo y cómo tomarlo a lo largo del día; y durante cuánto tiempo si se trata de un medicamento para el tratamiento de una enfermedad que no sea crónica.
  • Lleve siempre una copia de esta lista a las visitas que haga a su Centro de Salud, a las consultas de algún especialista, acuda a urgencias o precise ingreso hospitalario, tanto sea del ámbito público o privado.
  • Siempre que le cambien la medicación tras un ingreso hospitalario, o una visita al especialista, o si por cualquier motivo deja de tomar algún medicamento, informe a su médico de familia para actualizar esta lista.
  • Usted debe saber exactamente que medicamentos está tomando, a qué dosis; y además saber cómo, cuándo y para qué los debe de tomar.
    Si le preocupa no acordarse de todos los medicamentos, o no entender bien cómo, cuando o para qué los tiene que tomar, es importante que cuente con la ayuda de una persona de su confianza, que le pueda acompañar a la hora de solicitar a su médico la lista, y que le supervise el cumplimiento de su tratamiento.
  • No acumule en su casa medicamentos que ya no tenga que tomar. Deposite los envases y los medicamentos que ya no utilice en el Punto SIGRE de la farmacia, de esta forma ayudará a proteger el medio ambiente, puesto que los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura.
  • Asegúrese de ver correctamente lo que está tomando, póngase las gafas, encienda las luces, y preste especial atención al nombre del medicamento identificando el ingrediente o principio activo del medicamento. No se fíe de la apariencia del envase, ni de la forma o el color de la pastilla.
  • Cuando empiece a tomar un nuevo medicamento preste especial atención a la posibilidad de que le produzca algún efecto adverso o secundario, e informe de ello a su médico
  • Resuelva siempre cualquier duda acerca de los medicamentos que está tomando con los profesionales sanitarios que le atienden (médico, enfermero o farmacéutico)

En Cantabria desde el año 2009 hay en marcha un programa de seguridad clínica dirigido a los pacientes de 75 años o mayores con el objetivo de reducir el riesgo relacionado con la polimedicación.

El objetivo es evitar en los pacientes que están tomando mayor número de medicamentos problemas relacionados con su medicación como interacciones, efectos adversos o secundarios, errores u olvidos en el cumplimiento de su tratamiento.

Cada médico de familia es informado de con cuántos medicamentos está tratando a sus pacientes de 75 años o mayores, enviándole un listado con los pacientes que están con un mayor número de medicamento, en ocasiones con más de 10 medicamentos distintos. Médico y/o enfermero revisan con el paciente la medicación que tiene que tomar asegurándose de qué sabe cómo y para qué la tiene que tomar, y que cumple correctamente el tratamiento prescrito. Es importante descartar que ningún medicamento esté agravando alguna enfermedad de las que padece el paciente o pueda ser el responsable de alguna queja a la que se refiera el paciente; puesto que si es así, lo deseable, siempre que se pueda, será suspender el medicamento responsable o sustituirlo por otro.

El programa pretende sensibilizar a la población de pacientes de 75 años o mayores, que son los que más medicamentos toman, sobre los riesgos de la polimedicación, y a través del lema "Más medicamentos no es siempre más salud".

 

Editor: Unidad de Farmacología Clínica de Atención Primaria.
Última modificación: 04/03/2013
Comentarios sobre el contenido tú decides.