Conductas saludables Por qué hacer ejercicio

El ejercicio físico ha demostrado tener grandes beneficios para la salud:

  • Mantiene el tono y la masa muscular, evitando problemas posturales y dolores de espalda.
  • Aumenta los niveles relativos de colesterol HDL (el colesterol bueno).
  • Ayuda a controlar la presión arterial y reducirla cuando está alta.
  • Ayuda a mejorar la composición corporal al quemar grasas.
  • Favorece un nivel adecuado de azúcar en la sangre.
  • Mejora la densidad ósea.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Mejora el estado de ánimo y reduce las posibilidades de depresión.
  • Ayuda a regular el apetito.

Esto se traduce en que reduce a la mitad el riesgo de padecer enfermedades coronarias, derrames cerebrales, diabetes y algunos cánceres. También puede reducir el riesgo de padecer osteoporosis, que provoca que los huesos se vuelvan frágiles y tengan facilidad para romperse, así como aliviar dolores lumbares y mitigar el agarrotamiento y el dolor de la artrosis.

El ejercicio también es bueno para la mente. Las personas que introducen alguna actividad física regular en su rutina están de mejor humor, duermen mejor, tienen niveles más bajos de estrés y ansiedad y perciben cambios positivos en su propio concepto. Para algunas personas con depresión, la actividad física puede resultar tan efectiva como seguir un tratamiento o tomar medicación.

 

Editor: Escuela Cántabra de Salud.
Última modificación: 28/05/2015
Comentarios sobre el contenido tú decides.