Conductas saludables Prevención de intoxicaciones por plantas

En relación con posibles intoxicaciones por plantas, hay que tener en cuenta que e debe tener en cuenta que en el Servicio de Información Toxicológica (SIT) la consulta se hace por teléfono, y la persona que llama debe decir si se ha cerciorado de la identidad de la planta que ha podido causar la intoxicación, ya sea por sí mismo o un experto (botánico, farmacéutico, médico, naturalista, etc.).

Factores que contribuyen a la toxicidad de las plantas:

  • La estación del año, el crecimiento de la planta y el grado de maduración de la misma.
  • Qué partes de la planta se han ingerido.

  • La dosis y vías de entrada.
  • El lugar de almacenamiento o de estancia de la planta.
  • La etiología o causa de la intoxicación, incluido si la contaminación ha sido intencional o no y si han intervenido otros tóxicos u otras plantas.

En relación a las plantas medicinales, existen riesgos directos derivados de los principios activos que, en dosis altas, pueden conducir a intoxicaciones, así como riesgos indirectos, por la interacción de las mismas con medicamentos y etanol.

  • Los excipientes o sustancias con las que se preparan las diluciones.
  • Alteraciones en el procesamiento de la planta antes de su consumo.
  • Antecedentes personales y patológicos del intoxicado.
  • Diferencias metabólicas entre las distintas etnias.

Medidas de prevención

En el hogar y sobre todo para evitar las intoxicaciones infantiles se recomiendan las siguientes medidas preventivas:

  • No llevar a casa plantas que no estén identificadas.
  • Colocar etiquetas en las macetas o maceteros donde se incluya el nombre de la planta.
  • Colocar las plantas en lugares inaccesibles para los niños, por ejemplo, lugares altos.
  • De no ser posible lo anterior, colocar etiquetas en las macetas o maceteros que incluyan mensajes escritos o dibujados que indiquen que no son comestibles.
  • En caso de existir una planta tóxica o no identificada, se recomienda su retirada.
  • Por lo que respecta a las medidas de prevención o precauciones a tomar en medios o recintos donde haya niños, como los colegios, se debería limitar el acceso a la planta conocida como tóxica mediante:
    • La instalación de vallas que rodeen a las plantas.
    • Cortar las ramas bajas para que no sean alcanzadas por los pequeños.

  • Formación a los educadores o cuidadores de los niños sobre la toxicidad de la planta.
  • Recogida constante de los frutos o bayas que estén en el suelo.
  • Colocar carteles educativos.
  • Si la planta es muy accesible a los niños, se recomienda la retirada de la misma del colegio, parque o lugar de ocio.

Primeros auxilios en caso de ingestión de una planta tóxica:

  • Identificar la planta.

  • Es muy difícil eliminar el material en forma de hojas, tallos o bayas grandes del organismo una vez se han ingerido. Asimismo, puede ser peligroso inducir el vómito en una situación de ingestión de grandes cantidades de hojas de plantas (por posible obstrucción de la glotis). Por otra parte, muchas de estas ingestas ya producen vómitos por sí mismas. Se recomienda llamar al SIT o acudir a un centro sanitario.

Primeros auxilios en caso de herida producida al contacto cutáneo con una planta:

  • En caso de heridas penetrantes debidas a espinas de cactus, agujas de plantas, palmeras, etc.
  • Identificación de la planta.

  • Consultar al SIT o acudir a un centro sanitario.
  • Tratar de hacer siempre la identificación positiva de las especies de plantas, especialmente cuando el paciente está sintomático. Para ello se recomienda contactar con botánicos, naturalistas, farmacéuticos, etc. Los datos sobre la planta pueden ser facilitados a través de la transmisión de imágenes digitales (e-mail; móviles) o por fax.

Editor: Escuela Cántabra de Salud.
Basado en documentos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses
Última modificación: 31/10/2014
Comentarios sobre el contenido tú decides.