Conductas saludables Antes del viaje

Cualquier viajero que tenga intención de visitar un país extranjero debería acudir a un centro especializado en medicina del viajero o consultar con un médico antes del viaje. Esta consulta debería realizarse al menos 4-8 semanas antes, incluso con mayor antelación si se prevé llevar a cabo un viaje de larga duración o trabajar en el extranjero. No obstante, los viajeros de última hora también pueden beneficiarse de una consulta médica, incluso el mismo día de la partida.

Es conveniente informarse de las vacunas recomendadas o exigidas para los visitantes al país de destino. Para conocer las medidas preventivas que el viajero debe adoptar y la situación sanitaria del país de destino, antes de iniciar el viaje debe informarse en uno de los centros de vacunación internacional distribuidos por todo el territorio nacional.

Los riesgos sanitarios asociados con los viajes son mayores para ciertos grupos de viajeros, como bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas, ancianos, minusválidos, inmunodeprimidos y aquellas personas que tienen problemas médicos previos. Cualquier viajero afectado por una enfermedad crónica debe llevar consigo la medicación necesaria para todo el tiempo que dure el viaje.

Todos los medicamentos, especialmente los que requieren receta médica, deberán llevarse guardados en el equipaje de mano dentro de sus envases originales con las etiquetas visibles. Como precaución ante pérdida o robo es aconsejable llevar la medicación por duplicado en el equipaje facturado. El viajero deberá llevar consigo el nombre y datos de contacto de su médico junto con los otros documentos de viaje, e información sobre su situación médica y tratamiento, además de los detalles sobre la medicación (incluidos los nombres genéricos de los medicamentos) y las dosis prescritas. Esta información debe igualmente guardarse en formato electrónico para poder recuperarse a distancia (por ej. en una base de datos segura). También es necesario llevar un informe del médico que certifique la necesidad de los medicamentos u otro material sanitario (ej. jeringuillas) que lleve el pasajero, que pudiera ser solicitado por los oficiales de aduanas y/o personal de seguridad.

Se recomienda a todos los viajeros contar con un seguro general de viajes de manera rutinaria y declarar cualquier condición de salud subyacente. Es también conveniente pedir información sobre los posibles convenios recíprocos en materia de asistencia sanitaria entre el país de residencia y el país de destino, y contratar un seguro médico especial para aquellos destinos donde los riesgos sanitarios son importantes y la asistencia médica es cara o no es fácilmente accesible.

Para recibir información al respecto, deben dirigirse a las Direcciones Provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), donde se les indicarán los acuerdos que sobre prestaciones de asistencia sanitaria tiene establecidos España con otros países.

 

 

Editor: Escuela Cántabra de Salud.
Basado en documentos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Última modificación: 27/08/2014
Comentarios sobre el contenido tú decides.