Salud A-Z Esguince

 

¿Qué es el esguince?

Un esguince es un estiramiento excesivo de los ligamentos que se encargan de estabilizar una articulación. Un ligamento es un cordón fibroso y resistente que une los huesos de las articulaciones; entre sus funciones, además de estabilizar, se incluye dar información al cerebro de la posición de la articulación. 

Las articulaciones más frecuentemente afectadas son:esguince tobillo

  • Tobillo (donde se producen el mayor número de casos).
  • Cervical.
  • Hombro.
  • Dedos de la mano y muñeca.
  • Rodilla.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

Los esguinces se clasifican en diferentes grados, según su gravedad y dependiendo de esta podemos observar síntomas diferentes.

Grado I

Lesión leve. Consiste en una elongación del ligamento que produce dolor local, ligera inflamación y calor en la zona. En este nivel no encontramos inestabilidad en la articulación.

Grado II

Lesión de gravedad media. En este grado un 40-50% de las fibras del ligamento se rompen. Cursa con mayor dolor, edema y posible hematoma. Aquí si encontramos inestabilidad y alteración de la movilidad en la articulación afectada.

Grado III

Lesión grave. Presenta una rotura completa del ligamento. Encontraremos dolor intenso, edema, hematoma e incapacidad funcional.

¿Cómo ocurren?

El esguince es consecuencia de un movimiento brusco e involuntario que lleva a la articulación a una posición forzada.

Son frecuentes por caídas, traumatismos, torceduras, debilidad en la musculatura próxima a la articulación, accidentes de tráfico etc.

¿Cuáles son los factores predisponentes?

Existe una mayor probabilidad de sufrir esta patología cuando hay esguinces previos, desequilibrio muscular, laxitud articular y sobrepeso.

En algunos deportes los esguinces son más habituales. Por ejemplo, en el fútbol es frecuente el esguince en tobillos y rodillas, en el esquí en el pulgar y rodillas y en el baloncesto en muñecas y dedos.

¿Cómo puedo prevenirlo?

En la mayoría de los casos el esguince es debido a un acto inesperado e incontrolable, pero aun así siempre podemos aplicar medidas que disminuyan el riesgo.

Actividad deportiva

La práctica de la actividad deportiva siempre tiene que ser acorde a nuestra preparación, por lo tanto, es muy importante un buen plan de entrenamiento.

Calentamiento

Realizar un calentamiento previo a la actividad es esencial para obtener la activación muscular requerida para defender la articulación. Para ello se pueden realizar ejercicios adaptados a la actividad que vamos a realizar como ejercicios de carrera, movimientos articulares…

Propiocepción

La propiocepción es una de las funciones principales de los ligamentos. Es la capacidad que tiene nuestro cerebro de saber la posición exacta en la que se encuentra una articulación. Mejorar la capacidad propioceptiva influye positivamente en la estabilidad articular.

Para trabajarla debemos de realizar ejercicios que incluyan equilibrios, coordinación, estabilidad… de manera que se ponga a prueba la articulación ante determinadas posiciones y el cuerpo aprenda como protegerse para no sufrir un estiramiento excesivo.

Fortalecimiento

Otro aspecto importante es tener una musculatura con la suficiente fuerza para proteger la articulación. Para ello se pueden realizar ejercicios con pesas, bandas elásticas, máquinas de musculación…

¿Qué hago si me lesiono?

Siempre hay que tener precaución en las primeras horas porque en muchas ocasiones en un inicio no podemos percibir el alcance de la lesión.

En un primer momento tras la lesión debemos de:

  • Detener la actividad para observar la evolución.
  • Evitar actividades y movimientos que produzcan dolor.
  • Elevar el miembro afectado.
  • Medidas compresivas.
  • Medidas anti-inflamatorias en caso de inflamación excesiva.

Es muy importante ser valorado por un profesional sanitario que nos indique el tratamiento para abordar esta patología.

Realizar una reincorporación a la actividad deportiva habitual de forma progresiva es fundamental para evitar recaídas. Debemos de hacer especial hincapié en el trabajo de estabilidad, fuerza y coordinación de la articulación lesionada.

 

Editor: Escuela Cántabra de Salud.
Última modificación: 06/09/2022
Comentarios sobre el contenido tú decides.