Conductas saludables Lactancia materna

"La lactancia materna es un derecho básico de las madres y de sus hijos/as que debe ser fomentado y protegido"

Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Ginebra 2016

La alimentación es un factor determinante de la salud y es en la primera infancia cuando se establecen los mecanismos de autorregulación metabólica y se adquieren los hábitos alimentarios, por lo que la forma en que se alimenten los niños tendrá repercusiones a corto, medio y largo plazo.

La lactancia materna es la mejor forma de alimentar a los niños y niñas en las primeras etapas de su vida, presentando innumerables ventajas para la salud física y emocional tanto del lactante como de la madre. Es por ello el mejor inicio para el desarrollo de los niños/as ya que favorece el establecimiento de un vínculo seguro y disminuye el riesgo de enfermedades durante la infancia y la edad adulta.

La OMS y la UNICEF recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y su mantenimiento, junto a la alimentación complementaria, durante los primeros 2 años de vida del niño/a, pudiendo alargarse todo lo que la madre y lactante deseen.

Beneficios para el lactante

La leche materna es un fluido vivo de gran complejidad biológica, variable a lo largo del tiempo, con factores protectores e inmunomoduladores y que varía su composición adaptándose a las diferentes etapas del desarrollo del lactante. La leche materna aporta nutrientes, anticuerpos y sustancias biológicamente activas, que favorecen el crecimiento y el desarrollo inmunológico del lactante. Así mismo, se ha demostrado que disminuye el riesgo de padecer enfermedades agudas y crónicas y mejora el desarrollo cognitivo durante la infancia, prolongándose dichos beneficios en la edad adulta.

“No es lo mismo amamantar que alimentarse y muchas veces los bebés quieren el pecho no sólo por hambre. Ponle al pecho siempre que lo pida, aunque le hayas amamantado hace poco tiempo y no pienses que es porque se queda con hambre; es posible que quiera calmarse o dormir. La denominada succión no nutritiva al pecho es muy importante para el bienestar y adecuado desarrollo de tu bebé.”

Beneficios para la madre

La lactancia materna proporciona importantes beneficios para la salud emocional y física de la madre: disminuye el sangrado postparto; contribuye a la recuperación antes del peso pregestacional; aumenta los intervalos entre embarazos; disminuye el riesgo de cáncer de mama y de ovario; disminuye el riesgo posmenopáusico de fracturas vertebrales y de cadera; etc.

Beneficios de tipo económico y medioambientales para la sociedad

La leche materna es un recurso natural que protege el medio ambiente: es un recurso seguro y renovable que no contamina; no precisa energía para su preparación ni produce emisiones contaminantes; no necesita procesos industriales para su elaboración; no produce residuos; no necesita usar materiales ni plásticos para su conservación; no precisa medios de transporte para su distribución, ahorra combustible y reduce la contaminación ambiental; ahorra agua porque no se necesita para su preparación; es gratuita por lo que ayuda al ahorro en la economía familiar; protege a los niños amamantados de enfermedades disminuyendo el consumo de fármacos y de recursos sanitarios y reduciendo el absentismo laboral.

Las leches de fórmula son una alternativa segura cuando la madre no amamanta, pero carecen de los factores protectores de la leche materna por lo que en general los lactantes y los niños alimentados con leche artificial son susceptibles de enfermar con más frecuencia.

A partir de los seis meses la leche ya no cubre todas las necesidades del lactante y es necesario ir introduciendo progresivamente pequeñas cantidades de alimentos de origen animal y vegetal.

La introducción de la alimentación complementaria es una fuente de nuevas experiencias para el niño (olores, sabores, texturas...), no sólo es importante la variedad, calidad y cantidad de los alimentos sino también dónde, cómo y quién alimenta al niño. Respetar su apetito, darle autonomía progresivamente y hacer que las comidas sean momentos agradables para compartir con toda la familia, son factores esenciales para establecer hábitos adecuados y prevenir problemas de relación con la comida (obesidad, trastornos de la conducta alimentaria, fobias...).

Durante el segundo año de vida el niño/a se irá incorporando progresivamente a la dieta familiar, los padres y los hermanos mayores serán sus referencias, por lo que es importante que toda la familia siga una dieta saludable. Este puede ser un buen momento para valorar y mejorar, en caso de que sea necesario, los hábitos alimentarios de toda la familia.  

Guía esencial: los primeros días de lactancia materna

Con la finalidad de apoyar el inicio de la lactancia materna, se ha creado esta nueva herramienta interactiva y accesible desde cualquier dispositivo. Esta guía recoge la información más importante para comenzar una lactancia materna con éxito. Cuenta con una amplia variedad de recursos interactivos; imágenes, vídeos, enlaces de interés.. No olvides contactar con tus profesionales de referencia ante cualquier dificultad.

Enlaces Web

Sociedades científicas y profesionales

 

Editor: Escuela Cántabra de Salud
Última modificación: 20/09/2022
Comentarios sobre el contenido tú decides.